111.jpg
Madagascar es uno de los rincones del mundo más exóticos que los viajeros y turistas pueden encontrar y este sitio no dejará de sorprender jamás a sus visitantes con un sinfín de propuestas para descubrir. Por eso, en esta oportunidad les comentaremos acerca de la ciudad de Fianarantsoa.

Fianarantsoa no sólo es la capital de la región de la Alta Matsiatra y de la provincia homónima, sino también un lugar conocido por su excelencia en la producción de vinos, por lo que se la cataloga como la “Capital del Vino de Madagascar”.

Sin embargo, para comenzar a hablar sobre este sitio, primero es necesario destacar que la ciudad fue fundada en el siglo XIX como la capital administrativa de los recién conquistados reinos de Betsileo.

En este sentido, es preciso tener en cuenta que la ciudad se encuentra situada a una altura promedio de 1200 metros con una población de casi 145 mil habitantes.

Un dato curioso de Fianarantsoa es que su nombre en el idioma malgache quiere decir “buena educación”. Y este es un hecho que los viajeros y turistas que elijan este destino podrán afirmar al visitar la ciudad, puesto que sus habitantes destacan por ser muy amables y hospitalarios con los visitantes.

De esta forma, Fianarantsoa se establece como el centro cultural e intelectual de toda la isla, siendo así el hogar de las catedrales más antiguas de Madagascar en las religiones protestantes y luteranas, como así también la sede de la católica Archidiócesis de Fianarantsoa.

Vía: Wikipedia
Imagen: Hey Brian