madagascar-2905142.jpg

Madagascar es un territorio afable para los turistas, pero también para los insectos, anfibios, reptiles y plagas en general. De hecho, si en las últimas semanas habíamos hablado de los esfuerzos de las autoridades para terminar con las langostas, parece que no acaban de irse ellas y ya están llegando sus sucesores, en este caso, los tan temidos sapos venenosos de Madagascar.

Al respecto, hay que decir que varios científicos locales ya habían adelantado en las últimas semanas que esta situación se iba a producir tarde o temprano, y que se trata de algunos parientes del famoso sapo de caña. Además, éste último es famoso por haber sido el causante de la devastación de buena parte de la fauna de Australia en los últimos años, por su carácter de venenoso.

En tal aspecto, y aunque una reciente publicación en la prestigiosa revista temática Nature sostiene que estos anfibios venenosos “por lo general se puede hallar en Asia”, ya se han hallado algunos especímenes dentro del Madagascar. Aunque por el momento se cree que no llegarán a ser plaga, también es cierto que existe premura, debido a que deben ser removidos lo más pronto posible, para evitar que se reproduzcan.

Por otro lado, recientes estudios han señalado que estos sapos matan a muchos de los animales cuyas poblaciones comparten espacios a través de la transmisión de enfermedades como la mortal quitridiomicosis, letal sobre todo para otros anfibios. En el caso de Madagascar, el primer ejemplar de sapo venenoso se encontró en marzo pasado, y ahora se cree que podrían estar llegando en importaciones desde el continente asiático, con el peligro que ello conlleva.

Vía: El Comercio
Imagen: SFGate