madagascar-290514.jpg

La protección de la biodiversidad es un tema serio en el mundo de hoy. Madagascar no es la excepción. Es así que en la enorme isla del Océano Indico se está preparando una enorme superficie de marítima y terrestre para dedicarla al cuidado de la flora y la fauna silvestre. La superficie calculada es de diecisiete millones de hectáreas.

La deforestación es un mal que ataca a Madagascar, aunque en el país se han dado ejemplos exitosos de lucha contra este flagelo. Por ejemplo, con el apoyo de la World Wildlife Fund la Madagascar National Parks logró mantener un proyecto sustentable en el suroeste de la isla. Las autoridades han venido incrementando las campañas para fomentar buenas prácticas agrícolas, para evitar especialmente la agricultura de tala y quema.

La superficie a resguardar incluye a todos los ecosistemas, incluyendo las montañas del norte, los bosques tropicales, los bosques espinosos del sur, los manglares, los arrecifes de coral y los ríos navegables. Con esto se aseguran resguardar las áreas donde viven los lemures y las especies de pájaros en mayor peligro de extinción.

La Madagascar National Parks se han ocupado de incluir en el territorio escogido a la mayor parte de los ecosistemas medioambientales de la isla. Tal lo declarado por Guy Suzon Ramangason, CEO de la autoridad de Parques Nacionales malgache.

Madagascar es en sí misma uno de los reservorios mayores a nivel mundial de biodiversidad, con más de 250.000 especies de animales y plantas. La tardía colonización por parte de los europeos de esta enorme isla es la que explica por qué ha llegado hasta el día de hoy con tal cantidad de flora y fauna, aunque la agricultura y la industrialización han puesto en peligro en pocas décadas su abundancia de recursos naturales.

Se prevé que estas áreas podrán ser visitadas por el turista que elige a Madagascar como su destino, lo que aportará una vía de financiación al costo de mantenimiento de este emprendimiento y permitirá incrementar este importante nicho turístico, cada vez más demandado en el mundo.

Vía: Panda
Imagen: Conservation Blog