madagascar-3005142.jpg

Parece que Madagascar se expone a un desastre ecológico, o al menos eso es lo que los científicos sostienen a partir de que se conociera la invasión de los sapos tóxicos en el territorio nacional en las últimas horas. Si sumamos esta situación a la crisis que de por si tienen los cultivos locales por culpa de las plagas de langostas que los azotan desde hace poco más de dos años, queda claro que el futuro del país corre riesgo.

Incluso, si las langostas resultan nocivas para los cultivos, en este caso nos encontramos con que por culpa de los sapos venenosos, especies locales emblemáticas como los lemures y aves endémicas también están en peligro. Incluso, el inconveniente es que muchas de las especies de Madagascar se encuentran sólo en este país, por lo que ser aniquiladas aquí, significaría su final sin remedio.

En este sentido, varios especialistas ya han declarado que temen que los sapos asiáticos puedan diezmar la fauna de la isla, sobre todo considerando que más allá de las muchas especies en riesgo, se dan por perdida varias de serpientes, debido a que son los animales que tienden a alimentarse de estos pequeños anfibios, y poco se puede llegar a hacer por salvarles la vida.

Por otro lado, como decíamos, Madagascar tiene un carácter único, dado que el 95% de los reptiles locales, y el 92 % de sus mamíferos, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Ahora, mientras las autoridades consideran que los mencionados sapos llegaron a la isla en contenedores de transporte desde Australia, el país se prepara para lo que se considera un potencial desastre ecológico.

Vía: Daily Mail
Imagen: 24 Horas