madagascar-2605142.jpg

Madagascar, al igual que la gran mayoría de los países que podemos encontrarnos en África, es algo difícil de ser transitado, sobre todo en las ciudades que tienen mayor cantidad de habitantes, como es el caso de Antananarivo. Por eso, los turistas que tengan decidido viajar a este país, tienen que considerar una serie de factores que pueden modificar al extremo su estadía en un sitio que, a pesar de todo, resulta imperdible.

Lo primero que debemos decir es que a pesar de los esfuerzos al respecto de las actuales autoridades locales, la infraestructura vial del país es anticuada y subdesarrollada, y si tenemos la suerte de tener acceso a las rutas del transporte público, verás que más que nada se simboliza en pequeños vehículos para varias personas, en las que vamos a viajar realmente apretados. Pero el taxi es costoso y tampoco hay muchas alternativas.

Hasta tal punto las ciudades como Antananarivo misma se ven afectadas por esta cuestión del transporte, que las autoridades locales vienen evaluando la posibilidad de realizar un proyecto por el cual un teleférico recorra la capital desde arriba. De todos modos, se especula con que se necesitarían al menos un par de años más para que se encuentre funcionando por completo.

Por otro lado, tampoco es que las rutas que comunican una ciudad con otra estén en demasiado buen estado o bien señalizadas. Por todos estos motivos, es que te recomendamos que, en la medida de lo posible, siempre te desplaces en momentos del día en los que la mayoría de los habitantes locales no lo hagan, como temprano en la mañana, al mediodía, o cuando finalice el horario de trabajo, cerca de las seis de la tarde.

Vía: Global Voices Online
Imagen: Con Mochila